Primer Encuentro Pedagogía del Bienestar

Nos entusiasma mucho iniciar este nuevo ciclo de la vida en compañía y complicidad de personas de distintas partes del país que albergan el mismo latir nuestro de desear construir cada vez más espacios educativos amorosos y transformadores para Chile y nuestra América.

Estamos felices por lo sucedido y con mucho ánimo para iniciar este nuevo transitar conjunto. Confiamos en que, como conversamos en nuestro encuentro, si cada un@ de nosotr@s, toma como suy@ la responsabilidad de nuestro espacio común tendremos más posibilidades de protejerlo, alimentarlo y verlo crecer.

Sabemos ya lo que nos agrada, lo que nos gusta, alimenta, nutre y fortifica el vernos y trabajar unidos por los bellos anhelos que nos unen. Ahora queremos ponernos manos a la obra para regar, protejer y acompañar este espacio

Por nuestra parte, los invitamos a ver:

¿Cómo tejemos nuestra red?

Presentación IEncuentro Pedagogía del Bienestar

Carpeta de fotografías

 

encuentro

 

Trafkin literario

El 11 de mayo, celebramos la literatura, los libros, haciendo eco del día del libro que siempre celebramos. Este año, por campamentos y otros, no habiamos logrado celebrarla en abril, hasta que logramos concretar. Y lo hicimos con un trafkin (trueque). En el trafkin, cada niño y niña trajo libros para intercambiar ¡un momento muy entretenido! Este año adicionalmente el grupo Yachay quiso darle mayor ambiente a la actividad disfrazándose de sus personajes favoritos en los géneros: fantasía, ciencia ficcion y cuentos infantiles.

Que disfrutes el registro que comparte Ignacio Carrasco

12

 

Reflexión a un mes de un nuevo Wetripantu

“Florecer
en silencio,
sintiendo el calor de la tierra
por entre mis venas…”
Nano Stern

El año pasado, Rodrigo Arenas nos compartió esta hermosa reflexión que hoy queremos revivir, en vísperas del próximo encuentro comunitario para celebrar el inicio del año marcado por el solsticio de invierno austral.

DSC07823

Un día aprovechando el calor de  unos pequeños rayos que el  Sol nos regaló y contemplando los árboles de la casa de su abuelo, mi hija me pregunta: “¿Por qué la hoja se pone amarilla y se cae?, ¿Por qué no se queda arriba siempre?”. Y recordé palabras de Cristián Warnken refiriendo que  “todo cae, pero caer es hermoso. Eres también una hoja de tu propio otoño, batida por el viento”.

Esa simple pregunta que nace desde la  contemplación de la naturaleza, tal como lo hicieran nuestros antepasados para entender su existencia en el mundo,  me hizo entender  mi propia existencia, la del otro y  la de la naturaleza.

¿Acaso nuestra piel no se tiñe de colores “hojas” en la espera de la renovación? Nuestra vida entera es un renovarse, transformarse y florecer constantes a partir de  nuestras  creencias, nuestras emociones y cogniciones…desde el aprendizaje, y no sólo evidenciándolo por los surcos que aparecen en la piel a medida que transcurren los años.

Nuestro Otoño es el momento para dejar caer agradecida y bellamente lo que no necesitamos, y abrir espacios al brote; nuestro Invierno es el repliegue y preparación a la vida nueva, cual crisálida se prepara para abrir las alas. Un momento aparentemente inmóvil del cual nos nutrimos del agua y de la cercanía de nuestro padre Sol.  Es la gestación, es la claridad luego de la crisis, es la transformación espiritual que da sentido  al existir. Es también el pertenecer aquí, es el momento que cada uno de nosotros decidió ser parte de esta Comunidad y que ésta sea parte de nuestra forma de ver la vida y la educación.

Hoy nos preparamos para dar inicio a un nuevo año. La Pacha Mama se prepara junto a sus creaturas, el Tata Inti se prepara para dar energía a los futuros  brotes y nacimientos. Y nosotros, ¿estamos preparados para la renovación, para florecer?, ¿acaso no somos cada uno un pequeño We Tripantu? ¿No somos eso “cíclico”  de la evolución? Nuestras “estaciones del año” están ahí; sólo debemos hacerlas conscientes y otorgarles sentido. En cada vuelta del “espiral” pasamos por el mismo lugar pero con cierta distancia cada vez, precisamente para mirarnos siempre y recordarnos lo que fuimos.

Es momento de sentirnos pertenecientes y no espectadores de nuestra tierra.

Quizás la respuesta más apropiada a mi hija a propósito de la hoja amarilla que cae al suelo sea simplemente “caer es hermoso”. El sentido se lo dará ella en cada vuelta en su espiral.

Feliz We Tripantu!!!

 

Texto: Rodrigo Arenas

Fotografía: César Valenzuela

 

 

Cicletada Solar 2017

Alguna vez te preguntaste: ¿Cómo realmente se verá la tierra al lado del Sol? O ¿Entre tanta fotografía y dibujo del Sistema Solar, ¿cuáles son los verdaderos tamaños comparados de los planetas? y finalmente, si ya conoces eso: ¿A qué distancia estarían ubicados realmente los planetas del Sol? Pues estas fueron las preguntas que iniciaron esta ya linda tradición de la Caminata del Sistema Solar hace 5 años en el Quillahua.

DSC08098

En esta 5ta versión, se transformó en una cicletada familiar que incluyó recorrer la distancia Neptuno -Sol.

DSC08137

La actividad se inicia situando el centro del Sistema Solar, allí donde brilla nuestro Astro padre. El Sol realizado a escala, marcará el punto de partida de la caminata – cicletada. Con odómetros descargados como aplicación en los celulares, iniciamos el viaje deteniéndonos en cada una de las 9 estaciones de la travesía.

El primer objetivo: Mercurio.

DSC07945

Esta acción la repetimos 9 veces hasta llegar a Neptuno, donde nos tomamos la última foto grupal habiendo alcanzado el último planeta del sistema solar.

La actividad habla por si sola. Vamos por tierra, pero la imaginación nos lleva a estar permanentemente atravesando espacio vacío entre planeta y planeta. Todo está a escala, por lo que ese espacio intermedio nos muestra las verdaderas distancias espaciales. En cada punto que nos detuvimos pudimos imaginar la órbita que da cada planeta, lo gigante que es. Nuestra caminata va en línea recta, por lo que sólo atravesamos un punto de la órbita de cada planeta. Situados en ese punto, nos podemos imaginar una gran circunferencia alrededor del Sol, que sería la gran órbita del planeta que estamos visitando.

Fotografías: @CesarValenzuela 

Llekümun: el diario de la comunidad Quillahua

Llekümün, es una palabra que incorporamos del mapudungün. Lleküm es semilla y el sufijo ün se usa para denotar la acción de. En este caso entonces, Llekümün es la acción de lanzar la semilla o semillar.

Con esta intención de contar lo que iba pasando en el Quillahua, en los distintos salones en la comunidad, nació el primer periódico del Quillahua.

El año 2015 abandonamos parcialmente el papel y lo llevamos a una incursión a través de la web.

En 2016 su acción quedó plasmada en un único número en papel muy significativo.

Hoy puedes encontrar distintas informaciones relativas a la comunidad a través de G+ llekumun@colegioquillahua.cl

Y también en descarga a través de estos enlaces:

Llekümün número1 nov2012

Llekümün número4 feb2013

Llekümün número8 sept2013

Llekümün número9 feb2014

LleKümun_número11 jun2015